Digitalízate: cómo pasar del offline al online, conoce los puntos clave

Pasar del offline al online es algo imprescindible para un negocio. Si hace unos años el paso al entorno digital era una alternativa recomendable, hoy en día la transformación digital resulta una obligación si queremos adaptarnos a la demanda del mercado y no quedarnos obsoletos. Puede parecer que esta transición está más que interiorizada en las empresas, pero actualmente todavía quedan muchas pequeñas empresas que no han dado el salto al digital, bien por falta de medios o por desconocimiento.

Existen muchos factores a tener en cuenta para dar este paso y aunque en un primer momento puede parecer algo complicado, más aún si no tenemos experiencia en el entorno digital, si seguimos las pautas correctamente y contamos con los profesionales adecuados podremos compaginar nuestro negocio offline con el online sin problemas.

Qué debemos tener en cuenta para pasar del offline al online

Para que tengas un visión global y ordenada del proceso de digitalización de tu negocio, queremos explicarte de manera clara y resumida los pasos a seguir para pasar del offline al online. Abordaremos los ámbitos que se engloban en el sector digital: desde la parte técnica y operativa, hasta la parte más estratégica y de negocio.

Primero define tu estrategia digital y a tu público objetivo

Marca tus objetivos en el canal online. Lo primero que debes saber es que el enfoque que le das a tu negocio en el canal offline no tiene porque ser el mismo en el online. Por muy controlado que tengas tu negocio tradicional, offline y online son canales diferentes donde el usuario se comporta de manera distinta. Tendrás que plantearte una estrategia específica para la presencia de tu empresa en Internet. Plantéate un lienzo en blanco, haz un análisis interno de tu empresa y márcate una hoja de ruta o plan de acción.

Define tus objetivos a corto y medio plazo, que pretendes conseguir desde tus canales online, el público al que te diriges, los recursos internos y externos con los que cuentas, el tipo de negocio que tienes, quién es tu competencia y cómo se comporta. Marca la inversión a realizar, qué canales vas a utilizar, quién estará detrás, el tono y la línea de comunicación que llevareis, etc.

Recomendamos partir de una estrategia previa cuando comenzamos con un proyecto digital. Reunir toda esta información de inicio en un mismo documento te servirá para saber de dónde partes y hará que todo lo que hagas después tenga una coherencia.

Cambia la forma de concebir tu organización

Redefine el funcionamiento de tu empresa en el canal online. En el mundo digital las jerarquías, los puestos de trabajo y las herramientas cambian. Por tanto, debes replantearte la manera en que tu negocio se organizará y funcionará en el canal online y cómo compaginarlo con el offline.

Para que tu estrategia de gestión online sea efectiva deberás incorporarla en el día a día como una rama más de tu empresa y deberá ser asumida por todo el mundo. Define cómo se va a complementar con tus actividades y responsabilidades actuales y el tipo de presencia que quieres tener en Internet.

Familiarízate con las herramientas y perfiles profesionales que necesita un negocio online

La cantidad de herramientas y opciones en el entorno online es inmensurable. Es recomendable tener una visión global del tipo de herramientas que existen y que te servirán para gestionar tu presencia online. Plataformas de analítica, de desarrollo web, de creación de imágenes, de análisis SEO, de gestión de redes sociales, de creación de contenido, reputación online…
Aunque no vayas a gestionarlas tú directamente es bueno que conozcas tus opciones, deberás seleccionar aquellas que te faciliten el trabajo y te ayuden a conseguir tus objetivos.

Lo mismo ocurre con los perfiles profesionales que han surgido a raíz de la inclusión del sector online en el mercado, puede que ya cuentes con personal que pueda asumir ciertas tareas online, pero necesitarás perfiles más específicos enfocados en exclusiva a tu plataforma digital. Involucra a los trabajadores de tu empresa y define al equipo que va a trabajar en la parte online, de esta manera sabrás con qué recursos cuentas y los que tendrás que buscar fuera.

Elige la plataforma digital adecuada según tus objetivos y tipo de negocio

Una vez que ya hayas definido tu estrategia, tus objetivos, el factor humano y material con el que cuentas y el tipo de página que quieres poner online, deberás plantearte la plataforma donde desarrollarlo.

Podrás hacer un desarrollo a medida o utilizar plataformas como por ejemplo WordPress (si quieres un blog o una web corporativa para presentar tu empresa y crear imagen de marca o una tienda online básica), Prestashop o Magento (enfocados a tiendas online más avanzadas). Tienes muchas más posibilidades que deberás consultar con un profesionales de desarrollo web.

Compra tu dominio y elige a tu proveedor de servicios de hosting

Para que tu plataforma web pueda funcionar necesitas un servidor de hosting y comprar el dominio o url que llevará a tu web. Dicho de otra forma, necesitas un proveedor de alojamiento que te alquile un servidor o espacio conectado a Internet donde podrás alojar todos tus ficheros para que se pueda acceder a ellos desde la Red.

Debes encontrar un buen proveedor que aloje tu plataforma y te de un servicio de mantenimiento. El dominio lo podrás comprar aparte o puede formar parte de este servicio de hosting. Además también necesitas un servicio de correo electrónico para tener cuenta de correo con tu propio nombre o dominio.

Existe un sin fin de proveedores y precios, siendo este un tema más técnico y menos transparente para muchos usuarios. Muchos se aprovechan para cobrar una cantidad desorbitada por un servicio mediocre. No vayas ni a lo más barato o gratuito que te pueda dejar tirado, ni a lo que incluya demasiadas cosas y un espacio que quizá no necesitas. Compara precios y servicios, ten claro lo que necesita realmente tu web según su plataforma y funcionalidad.

En Comonline ofrecemos este servicio de alojamiento y sabemos que un buen proveedor de hosting te explicará todas las opciones disponibles y la que mejor se adapta a ti.

Define tus canales online y presencia en Redes Sociales

Para dar el paso al digital no basta sólo con crear una página web aislada, tu presencia digital deberá contemplar diferentes plataformas online. Estar en varios sitios de manera controlada y estratégica te permitirá aumentar tu presencia de marca.

Los canales sociales se vuelven indispensables para tener un trato más cercano con el usuario. Dentro de tu estrategia digital deberás definir en qué redes sociales y canales debes estar, no tienes que estar en todas, sólo en aquellas que respalden a tu negocio y se dirijan a tu mismo perfil de usuario. También es importante que definas qué personas estarán detrás de estos canales, como se van a comunicar con los usuarios, que frecuencia de actividad vais a tener, que vais a publicar y cómo se debe actuar ante posibles incidencias o crisis.

Crea una plataforma online optimizada y elabora un buen plan de acciones y difusión

Recuerda que no todo está en crearte una página web o un perfil en redes sociales, crear una plataforma optimizada, sencilla, fácil de navegar y coherente será solo el primer paso. Después tendrás que adaptar tu estrategia online, con un plan de acciones de marketing concreto para difundir tu espacio online y tu marca. Porque la digitalización no es solo estar en Internet, si no existir para los usuarios de la red, y para eso es indispensable llevar a cabo acciones concretas dirigidas al cumplimiento de tus objetivos. Deberás marcar un presupuesto para ello y contar con personas que lo trabajen día a día, recuerda que invertir en campañas online es indispensable. Compaginar campañas de pago y gratuitas con acciones a corto y medio plazo será un buen punto de inicio.

Compagina tus acciones y campañas offline con tus campañas online

Aprende a compaginar ambos sectores de tu negocio de forma natural y coherente. Aunque el online y el offline son canales diferentes y por tanto necesitan de estrategias y acciones diferentes, ambos deberán tener coherencia y una identidad de marca similar, para que un canal refuerce al otro. Trabájalos en paralelo y utiliza acciones y estrategias para que uno se nutra del otro, adaptando tu identidad corporativa al entorno digital, ofreciendo una imagen más actualizada en él. Plantéate si pudiera haber algún conflicto entre tus actividades offline y online y evita que eso pase.

Aprende a medir y analizar lo que ocurre en el entorno online

Como todo, siempre que realizamos una inversión debemos medir el retorno. Utiliza las diferentes herramientas que te ofrece el canal online para medir lo que pasa en tus portales digitales. Sabrás los datos que debes medir en función de los objetivos que te hayas marcado, bien sea conseguir tráfico, leads, ventas o difusión, por ejemplo. Después de un tiempo prudencial, analiza los datos que recojas, mide la consecución de objetivos y optimiza aquellas cosas que no están dando el fruto esperado. Y así una y otra vez, para conseguir una mejora constante.

Conocer el proceso es necesario para tener una visión completa y global, pero no todo puede hacerlo una misma persona, así que reúne los recursos humanos y materiales con los que cuentas y contacta con profesionales que te faciliten este proceso, ya sea de manera externa o incluyéndolos en tu plantilla. Si tienes dudas, contacta con nosotros y dinos en qué podemos ayudarte.

¿Te ha gustado? Comparte
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Síguenos en nuestras Redes Sociales
Facebooktwitterlinkedin
  • Etiquetas: , , , , , , , , ,
  • ¡Cuéntanos!: