UX, construye una experiencia de usuario significativa

En la actualidad el término UX vuelve a tener mucha repercusión. No es algo nuevo, la experiencia de usuario siempre ha estado presente para las marcas. Pero, el término UX coge una nueva dimensión, no debemos asociarlo sólo al diseño de una web o el color de un botón. La experiencia de usuario va más allá, cuando hablamos de UX hablamos de percepción del usuario, de cada experiencia del cliente cuando entra en contacto con nuestra marca (ya sea digital o de otro tipo).

¿Por qué es importante conseguir una buena experiencia de usuario?

Cada punto de contacto con nuestro usuario es una oportunidad para convertirlo en cliente o seguidor de nuestra marca. Es una oportunidad para dirigirlo por nuestro embudo o ver como sale de él. Por eso debemos tener claro que la experiencia de usuario es mucho más que el diseño y la usabilidad de un un sitio web. Las empresas deben cumplir las expectativas de sus usuarios, establecer claramente cuál es su mensaje y que quieren transmitir y cumplir con cada objetivo. La experiencia de usuario debe abarcar canales, dispositivos, productos y servicios.

El proceso de crear una buena experiencia de usuario pasa por crear productos o servicios que brinden experiencias significativas y relevantes para el usuario. UX es decidir cómo será mi modelo de negocio (lo que determinará la experiencia que el usuario tendrá con mi marca). Debo decidir el tipo de mensajes que emitiré (lo que transmitirá una realidad u otra) y cómo voy a transmitir mi marca; con qué elementos, creatividades, soportes y plataformas. En resumen, UX es crear una experiencia de marca valiosa y adecuada para mi fin y la realidad que quiero proyectar.

¿Cómo puedo trabajar el UX desde esta perspectiva?

Trabajar con este punto de vista implica dejar de trabajar la experiencia de usuario simplemente desde el punto visual digital. No debemos acotar UX a colores, diseños y componentes visuales, lo que tenemos que hacer es replantear nuestro negocio, el mensaje y la identidad que estamos mostrando. Decidir los canales, soportes, plataformas y estrategias que vamos a utilizar para lanzar ese mensaje y hacer que el usuario perciba el mundo como nosotros queremos que lo perciba. Pensar qué material y soportes necesito para llevarlo a cabo y ejecutarlo.

Debemos trabajar todos estos aspectos en conjunto, no se puede trabajar de forma aislada. UX no es agregar funcionalidad sin más, es ponerse en la piel del usuario.

Factores que influyen en UX

El centro de la experiencia de usuario es hacer que los usuarios encuentren valor en lo que se le está dando. Peter Morville (pionero en los campos de la arquitectura de la información y la experiencia del usuario) señala que para que haya una experiencia de usuario valiosa y significativa, la información debe ser:

  • Útil: el contenido debe ser original y satisfacer una necesidad.
  • Usable: el sitio debe ser fácil de usar.
  • Deseable: la imagen, la identidad, la marca y otros elementos de diseño se utilizan para evocar emoción y aprecio.
  • Fácil de encontrar: el contenido debe ser navegable y localizable en el sitio y fuera del sitio
  • Accesible: el contenido debe ser accesible para las personas con discapacidad.
  • Creíble: los usuarios deben confiar y creer lo que se les diga.

Diseño UX

Los productos que consiguen una buena experiencia de usuario se diseñan teniendo en cuenta todo el proceso de adquisición, posesión y solución de problemas del producto. No se tiene en cuenta solo su consumo o uso, se realiza un diseño centrado en la persona.

Pensemos en el proceso por el que los usuarios forman experiencias, cuando ven un producto por primera vez y se deciden a usarlo. Se forma una primera impresión al verlo por primera vez, esa primera impresión evolucionará con el tiempo cuando use el producto. En todo este proceso su percepción, motivación y acción se integrarán y formarán una historia, su ‘experiencia de usuario’. Las respuestas emocionales que provoca esto dirán si la experiencia ha sido positiva o negativa.

Por eso, cuando se realiza un diseño UX se debe tener en cuenta tanto la usabilidad del producto como el placer que el consumidor tendrá al usarlo. Pero también hay que pensar en el proceso previo de adquisición, incluidos los aspectos de la marca, el diseño, la usabilidad y la función. El UX Designer tendrá que investigar que necesitan las personas, qué les duele, y así dar respuesta a sus expectativas y necesidades. Todo ello para crear productos con los que los usuarios puedan formar experiencias significativas.

¿Te ha gustado? Comparte
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Síguenos en nuestras Redes Sociales
Facebooktwitterlinkedin
  • Etiquetas: , , , , ,
  • ¡Cuéntanos!: