Optimiza tus Campañas de Email Marketing con 3 Elementos

El Email Marketing es una de las acciones de marketing que dan resultados más a corto plazo y que más rápido se pueden medir, aunque muchos dan este tipo de marketing como anticuado e intrusivo, entre sus ventajas destaca la capacidad de probar elementos distintos en una misma campaña y de recibir rápidamente los datos relacionados.

Además, los datos que podamos obtener de las pruebas de email marketing se pueden aplicar en otras acciones de nuestro sitio web. Los tipos de pruebas más recurrentes que se realizan cuando mandamos un email son:

Test A/B: en este caso dividimos la base de datos a la que le vamos a mandar el email en dos partes iguales (puede ser más de dos segmentos, siempre que el tamaño de la muestra sea estadísticamente significativo) y a cada una se le envía un versión diferente de algo concreto que estemos probando, ya sea el color de un botón, la distribución de la información, una imagen, el asunto, etc.

Prueba de porcentaje: en este caso enviamos nuestro email solo a una parte de nuestra base de datos, por ejemplo un 20%, que luego se divide por los segmentos A/B. Esta prueba se realiza por un tiempo definido y el método resulta de determinar el ganador de la prueba en base generalmente al número de aperturas y clics, al resto de la base de datos se le mandará la opción más acogida por el 20% inicial al que se incluyó en la prueba. Muchos proveedores de servicios de correo electrónico tienen plataformas de pruebas automatizadas que cada vez afinan y definen mejor en relación a resultados de envíos anteriores.

Existen también más elementos fáciles de medir, destacamos tres que pueden ser usados en una prueba contínua y que permitirán optimizar el rendimiento de nuestras campañas.

Un asunto atrayente, la primera barrera de acceso

Un email solo resulta efectivo si el usuario lo abre, si no es así no habrá valido para nada, por tanto la primera puerta de acceso tiene que ser atractiva y destacar. Probar diferentes estilos de asunto de manera contínua te servirá para superar en gran medida esa primera barrera. Piensa en la cantidad de emails que recibe una persona a lo largo del día e intenta que el tuyo no sea uno más del montón. Un prueba típica de test A/B es mandar dos asuntos distintos a la base de datos y ver que estilo tiene más acogida.

Ratio de apertura: cuanto mayor sea la tasa de apertura mejor habrá funcionado el asunto. Esta métrica puede medirse junto con el tipo de clic y la tasa de conversión para analizar la efectividad del texto del asunto.

Porcentaje de clics por apertura: porcentaje de receptores que han abierto el email y han hecho clic. Esta métrica es importante, ya que las bajas tasas de clic te ayudarán a identificar líneas de asunto que produjeron pocas conversiones.

Ratio de conversión: las conversiones son el objetivo final de la mayoría de las campañas de marketing por correo electrónico. Si has tenido un ratio de apertura alto y baja tasa de conversión, puede ser porque necesites un asunto mucho más directo y accionable, que vaya más al grano e informe a los suscriptores de la acción que deseas de ellos.

Averigua cuál es el mejor día de la semana y hora de envío para tu público

El día y la hora en la que envíes un email son también muy importantes a la hora de tener éxito en tu campaña. Antes de la invasión generalizada del móvil en nuestras vidas, las empresas se decantaban por seleccionar las horas laborales de oficina, martes, miércoles y jueves en horario de oficina eran buenas horas, la gente abría y leía los correos electrónicos en sus ordenadores de trabajo. Pero actualmente, muchas marcas ven la mejor oportunidad en noches y fines de semana.

Independientemente de esto, prueba y ves optimizando el día y la hora de implementación que más aumenta tus tasas de conversión, clics y aperturas. Dependiendo del sector de tu negocio y el tipo de usuario que tengas en tu base de datos, el día idóneo cambiará, por eso es importante que pruebes varios días y distintas horas y analices el momento en que mejores resultados obtienes.

Incluye Ofertas o Llamadas a la acción en tu Newsletter

Cada campaña de email marketing debe tener un objetivo específico marcado. Puede que quieras promocionar nuevos productos, ventajas competitivas, un sorteo, una oferta, ventajas exclusivas para suscriptores… Sea lo que sea, la distribución de la información, la llamada a la acción y el diseño de tu correo electrónico debe reflejar claramente su objetivo. Probar diferentes distribuciones de la información y llamadas a la acción te dará las pistas para lograr el mejor diseño y te ayudará a entender a tus suscriptores. Puede que reaccionen mejor a ofertas directas y descuentos o a plazos y periodos de rebajas, etc.

Aunque con algunos opositores, el email marketing sigue siendo un técnica efectiva de marketing online, siempre que se haga con sentido y optimizando sus resultados, las pequeñas mediciones y la técnica de prueba y error te serán muy útiles para conseguir comunicaciones efectivas que lleguen a tus usuarios.

¿Quieres leer más sobre email marketing? Consulta nuestro anteriores posts y descubre ‘Tácticas eficientes para el buen uso del Email Marketing’

 

  • Etiquetas: , , , , , ,
  • ¡Cuéntanos!: