Consigue un sitio web fiable y seguro para tu consumidor

Nuestra tienda online o página de servicios debe transmitir a nuestros clientes confianza y seguridad, si esto es imprescindible en offline, en el entorno online adquiere todavía más importancia.  La gran oferta de ecommerce actualmente es indiscutible y las opciones de compra son a veces caóticas. Conseguir un sitio web fiable y seguro para el consumidor será clave para tu éxito.

Cuando los usuarios acuden a un espacio físico parece que tienen mayor confianza, cuentan con una localización clara, tratan cara a cara con su personal, ven el producto o servicio a contratar en ese mismo momento, pero, ¿qué pasa con un tienda online?, ¿cómo podemos mostrar a nuestros clientes que nuestro site es fiable y no un fraude?

A continuación te indicamos algunas pautas que te serán útiles para trabajar en tu página web.

Pautas para mostrar tu página web como un sitio seguro

Ten actualizados tus datos de contacto y ofrece una respuesta rápida a los usuarios

Lo primero que da seguridad y confianza a una tienda online es saber quién está detrás de ella, por tanto es muy importante que añadas de una manera visible todos los datos de contacto necesarios, una dirección de referencia o localización, un teléfono y un email de contacto. Añadir un teléfono directo, ofrecer una atención al usuario real y dar un respuesta rápida a las dudas de los clientes serán claves para generar confianza y para mostrar que es un sitio gestionado con profesionalidad. Si un usuario no recibe respuesta de tu parte optará por comprar en otro lugar.

Además es imprescindible que revises tus datos de empresa, las condiciones de compra, tu página de quiénes somos, los textos legales, política de envío y devoluciones… ten todos estos datos lo más actualizados posibles y revisa con frecuencia lo que marca la ley en entorno digital. Esto le dará al cliente un amplio conocimiento de tu empresa y mostrará de una manera clara cómo gestionas las ventas online. Un tienda online legítima intentará dejar todos estos datos y procesos lo más claro posible para el usuario, ya que pretenderá que disfrute de una buena experiencia de compra y usabilidad.

Revisa las opiniones sobre tu tienda o marca y ten al día tus redes sociales

¿Qué opinan de ti en Internet? ¿Qué valoraciones tiene tu marca? Igual que haría un usuario, haz una búsqueda sobre ti, busca los sitios donde se habla de tu tienda, de tu marca o de tu web, revisa foros y opiniones de usuarios que hayan comprado o utilizado un servicio previamente. Revisa tus redes sociales y otros canales de comunicación y mantén una actividad periódica. Intenta solventar los comentarios negativos (si son coherentes y razonables y no se trata de trolls) e interactúa con tus usuarios y seguidores. Cuida tu reputación online y trabaja para que sea positiva.

Instala tu certificado SSL

Google empezó el año intensificando las penalizaciones a las webs sin certificado SSL. El mensaje ‘No seguro’ junto con un icono de advertencia se muestra en todas aquellas webs que no tienen este certificado de seguridad instalado y continúan con http:// en sus direcciones.

Si aún no lo tienes instalado no quiere decir que tu web sea fraudulenta, pero es un indicativo de que necesita una mejora en seguridad. Tener un certificado SSL es una forma de decir a los clientes que tu sitio web es auténtico y fiable para que introduzcan sus datos personales. Este certificado permite cifrar los datos que se envían (información de tarjetas de crédito, nombres, direcciones, etc.) para que los hackers no puedan acceder a ellos. Así que si no lo tienes todavia no deberías tardar en hacerlo, consulta con tu proveedor de servicios, instalarlo no es nada costoso.

Revisa las formas de pago

Normalmente un negocio online fiable ofrece varias formas de pago a sus clientes para facilitar la compra, pasarelas de pago seguras y certificadas. Tarjeta de crédito, PayPal, Contrareembolso y Transferencia son las formas de pago más habituales, ofrece alternativas para que cada usuario pueda escoger la más cómoda para él. Si solo permites el pago mediante transferencia o ingreso bancario, puede ser un aviso de que tu eCommerce no es muy de fiar.

Cuida las imágenes y contenidos de tu página

No siempre una página estéticamente más pobre o fea tiene porque ser fraudulenta, hay gente que no cuida tanto la imagen y si más la atención al cliente, sin embargo algunos detalles pueden dar al usuario más o menos confianza. Cuida las imágenes de los productos y servicios de la web en general, si son imágenes cogidas tal cual de Internet, de baja calidad o poco profesionales puede dar una pista del poco interés en cuidar esa web, si además los textos están poco trabajados e incluso con faltas de ortografía y sin coherencia la alerta será mayor. Incluye contenido propio y original y, en la medida de lo posible, evita el contenido duplicado.

Todas estas pautas pueden parecer sencillas y obvias, pero en muchas ocasiones las pasamos por alto. No es necesario que cumplas cada una de ellas, aunque algunas son imprescindibles. Si no cuidas estos detalles y no te mantienes actualizado y dentro de la legalidad, darás una clara señal de alerta para los usuarios, que desconfiarán de tu web y preferirán acudir a la competencia. Cuando construyas y gestiones tu sitio web ponte siempre en el lugar del usuario.

  • Etiquetas: , , , , , ,
  • ¡Cuéntanos!: