¿Ha caído mi web?, ¿Ahora que hago?

La caída de las páginas web son un terrible problema, sobre todo en caso de que tengas una tienda online y una caída te haya afectado directamente en las compras.
En el siguiente post te vamos a informar sobre cuáles son las posibles causas de las caídas en la web y como debes proceder para solucionarlo y que te afecte lo mínimo

Antes de exponer las causas por las que puedan provocar la caída de una web, vamos a ampliar un poco el vocabulario para que sea más sencillo de entender.

¿Qué es el hosting?

La palabra hosting traducida a español es alojamiento. Básicamente se trata de un ordenador que está “alojando” los archivos de la web en cuestión y las “sirve” a internet públicamente para que podamos ver la web. Por ello se llama alojamiento o servidor, porque contiene los archivos y los sirve (envía) a nuestro navegador.

¿Qué es el servidor?

Se le llama servidor a la aplicación que ejecuta las peticiones del cliente y les proporciona la información que está buscando.
Un servidor es un ordenador que responde a las solicitudes que le hace un cliente. El cliente en este caso somos nosotros desde un navegador web.

Podemos dividir los conceptos de servidor en su parte de hardware y su parte de software.

Hardware del servidor, es una máquina física conectada a internet que está almacenada la web para que responda ante las peticiones del cliente (nuestro navegador).
Cualquier ordenador conectado constantemente a internet puede ser un servidor hardware, es importante tener en cuenta la capacidad de memoria que dispone este servidor porque las webs ocupan espacio en este servidor y si el espacio que ocupan es superior a la capacidad del servidor, la web no podrá mostrarse y el usuario no podrá acceder a la información. De la misma manera es importante la capacidad de procesamiento, ya que si se supera habrán errores y no se podrá mostrar la web correctamente.

Software del servidor, es el programa que gestiona las peticiones en el propio servidor, ya sea para almacenar la información de la web, de un correo, de DNS (el que gestiona todo lo relacionado al dominio)… Por ello hay distintos tipos de servidores: servidor web, servidor de correo, servidor DNS…

¿Cómo puedo saber si mi web ha caído?

La caída de una web puede estar provocada por muchas circunstancias, a continuación te exponemos algunos pasos que puedes realizar para verificar la causa de la caída de la web, porque puede ser localizada en nuestro ordenador o puede ser a causa del servidor o del hosting. Cuando una página se cae, toda ayuda es buena para poder atajar el problema a tiempo.

  1. Comprueba tu conexión a internet
    Solemos entrar en pánico rápidamente y esto influye en que no pensemos con claridad y que no comprobemos lo más fundamental, comprobar que la conexión a internet es correcta y que efectivamente no hemos tenido un corte en la red.
  2. Borra la caché
    Comprueba si no eres tú la única persona que veas la web caída porque tu navegador ha guardado una copia antigua de algún fichero o que se haya producido un pequeño corte en la conexión y no se ha cargado la web al completo en tu navegador. Te sorprendería la cantidad de veces que se han solucionado problemas similares con un solo borrado de caché.
  3. Comprueba que este error se está dando en más dispositivos
    Si ya hemos realizado las dos comprobaciones anteriores y seguimos sin poder acceder a la web, el tercer paso sería comprobar que la web no se puede ver tampoco en otros dispositivos, ya sea otro ordenador, tablet o móvil. En caso que sí se vea en otros dispositivos, es un error de la configuración del dispositivo donde estás intentado acceder a la web
  4. Prueba con otra conexión
    Por ejemplo, si estás conectado al wifi de casa o de la oficina, cambia de conexión al internet del móvil para asegurarnos que no es problema del internet.
  5. ¿Has hecho algún cambio reciente en tu web?
    En caso de haber respondido afirmativamente en esta pregunta, es importante que te pongas en contacto de la forma más rápida posible con los desarrolladores web o con la empresa de mantenimiento de tu web para que restauren la copia de seguridad y sea posible volver al funcionamiento de la web.

Posibles causas por las que se ha podido caer la web:

Si has realizado todas las comprobaciones y tu web sigue dando error, identifica si el error es uno de los siguientes de la lista para contactar con el departamento adecuado y así solucionar el problema.

  1. Error 500, en este tipo de errores te aparece la causa en el mensaje del error y suele ser un error del servidor.
  2. Error 404, este error realmente no es un error al uso, sino que significa que la página en cuestión que estás buscando dentro de la web no existe, puede ser porque se haya deshabilitado o porque se haya cambiado la url.
  3. Error de redirecciones, este error puede ser bastante frecuente cuando hemos cambiado de web y hemos mantenido el dominio, para no perder el SEO conseguido se aplican redirecciones de la antigua web a la nueva. Si este error te aparece, puede que sea porque alguna redirección no se ha configurado correctamente.
  4. Web no disponible, una de las causas y probablemente la definitiva, sea porque ha habido un problema con el dominio, puede que sea porque ha caducado o porque se haya modificado alguna configuración.

¿El desarrollador que me ha hecho la web puede solucionar la caída de la web?

Dependiendo del error que haya provocado la caída de la web será tarea de solucionarlo de la empresa de hosting o del desarrollador web, aunque normalmente se suele recurrir al desarrollador web o a la empresa de mantenimiento para que revisen el error e identifiquen la causa y su solución.

Sin ir más lejos, nuestro propio ordenador muchas veces se “cuelga” o se estropea sin haber nosotros hecho nada más que el uso habitual. Al final la web no es más que un ordenador que está sirviendo archivos a internet y para ello están los servicios de mantenimiento tanto de las empresas de hosting como de las empresas que desarrollan webs.

Para ponerlo como ejemplo, una web creada en Magento o en WordPress (ejemplos de CMSs más conocidos), es una web compuesta por funcionalidades modulares que se van añadiendo para personalizar la web a las necesidades y gustos de la empresa, las funcionalidades que llevan las plataformas suelen ser básicas, pero con el tiempo es necesario ampliarlas con la instalación de módulos o plugins. Estos módulos o plugins necesitan actualizaciones para poder disponer de la última versión en la que los creadores de estos módulos o plugins han añadido más opciones o han reparado errores que se producían con frecuencia y entorpecen el funcionamiento, es lo mismo que las aplicaciones web en el móvil, el móvil trae la función de llamar y enviar sms sin necesidad de instalar nada, ahora si quieres tener el WhatsApp, tienes que instalar la aplicación y actualizarla cuando salgan las actualizaciones, en la web pasa lo mismo, pero con la diferencia de que actualizar un plugin no puede ser una tarea tan a la ligera, ya que una actualización mal realizada sin pruebas previas, podría romper la web y dejar de funcionar y para poder solucionar el error, sería necesario restaurar una copia de seguridad del servidor y volver a la versión anterior donde no se ha actualizado el plugin. Por esto es tan importante contar con un mantenimiento, porque será el equipo especializado quien se encargue de realizar estos cambios sin que te afecte en la web y sin que se rompa el sitio y en caso de que se rompa, tendrán los conocimientos y las herramientas necesarias para poder solucionarlo.

Normalmente, las empresas que contratan el servicio de una empresa de desarrollo web, luego contratan el mantenimiento en la misma empresa, ya que esta empresa ha sido la encargada de crear la web y entienden su funcionamiento para acudir en caso de error, caída o instalación de nuevas funcionalidades. El trabajo de mantenimiento es un trabajo adicional que no entra en el precio de la contratación de una página web, de ser así, las webs serían mucho más caras, porque aunque pueda parecer que una tarea que se pida cueste 10 minutos, por ejemplo la instalación de un plugin, no funciona así, primero hay que comprobar que la realización de esta tarea no va a alterar el correcto funcionamiento de la web, luego instalarlo, luego configurar el plugin y por último comprobar que no se ha trastocado nada en la web (suele pasar que a veces se trastoca un poco la parte visual, ya sea de alguna parte de la web por instalar el plugin o ya sea del plugin porque la web está personalizada a nivel de diseño y haya que ajustar el plugin), que ojalá siempre se pudiera instalar a la primera, pero la verdad es que no suele pasar, durante el proceso de instalación saltan errores o falta información, etc.

¿Cómo funciona el servicio de mantenimiento de una web?

El mantenimiento es un servicio como puede ser el de crear una web o el del hosting, tiene una cuota y tiene un precio, porque se pagan las horas que el desarrollador web está dedicando a esta tarea, es como un mecánico que cobra por horas para poder revisar que le está pasando a tu coche, nosotros somos los mecánicos de tu web y por esta razón cobramos una cuota de mantenimiento, porque se debe pagar el tiempo que dedicamos a ver el error y su solución, se paga el conocimiento y la experiencia que hace que la tarea sea muy específica y que no cualquiera lo puede realizar, como hacen los dentistas cuando te duele una muela y no saben porque, tienen que analizar y ver que solución es la más adecuada para ti.

En Comonline ofrecemos el servicio de mantenimiento como bolsa de horas, en que el cliente compra la bolsa de horas que más se adapte a sus necesidades y para cada tarea o mantenimiento se utilizan las horas necesarias de esa bolsa de horas. Es mucho más económico y fácil para el cliente y la empresa, disponer de un número de horas y no tener que emitir factura por cada tarea, además, si una empresa compra una bolsa de horas, el precio por hora es más económico que si se pide un listado de tareas puntual. Además de por el tema económico, contratar una bolsa de horas siempre es más recomendable por la rapidez de solucionar cualquier problema, ya que el procedimiento habitual es entender la tarea o el error, estimar los tiempos que costaría solucionar este error, comunicarlo al cliente para que acepte la propuesta con el precio, realizar la factura, el cliente debe realizar el pago y la empresa comprobar que ha sido efectivo y luego introducir la tarea dentro del calendario de las tareas de los desarrolladores, con la bolsa de horas directamente se estimará el tiempo de trabajo, se le comunicaría al cliente y se realizaría la tarea.

Si contrato una bolsa de horas, ¿Cómo puedo ver el seguimiento?

Todos los lunes enviamos un reporte de las tareas realizadas durante la semana, el nombre de la tarea y el tiempo que hemos utilizado, pero previamente a realizar cualquier tarea, informamos al cliente sobre el tiempo estimativo, que nos costaría realizar y completar la tarea y cuando la podríamos hacer.

La transparencia en las horas y en las tareas realizadas, hacen de nuestro servicio de mantenimiento web, un servicio diferencial en el que siempre estarás al corriente del número de horas que te quedan y de como se han gestionado las horas consumidas. Si estás interesado en contratar una bolsa de horas y quieres saber las tareas que podemos realizar en tu web, no dudes en contactar con nosotros y te informaremos sobre el procedimiento y analizaremos las opciones que tienes en tu web con consejos y recomendaciones.

¿Te ha gustado? Comparte
Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Síguenos en nuestras Redes Sociales
Facebooktwitterlinkedin
  • Etiquetas: , , ,
  • ¡Cuéntanos!: