Cuidado con los Juegos Virales de Facebook, ¿qué hay detrás?

Los vemos a diario en nuestros muros y estamos acostumbrados a que gran parte de nuestros amigos los compartan una y otra vez, los juegos virales en Facebook son graciosos, entretenidos, atractivos y, lo mejor, todo el mundo puede ver el resultado, aunque muchas veces el parecido con la realidad sea pura coincidencia. No niegues que no te has sentido tentado, seguro que tú también has compartido uno de estos simpáticos jueguecitos. ‘Mira tu vida a través de tus ojos’, ‘¿A cuál de tus amigos te pareces?’, ¿Qué princesa Disney eres?, o el último de moda, ¿A qué famoso te pareces?

Aunque parezca un simple entretenimiento, debemos tener mucho ojo con estos juegos. Aunque se supone que todos sabemos lo que hay detrás de este tipo de aplicaciones y puede parecer más que evidente que detrás de ellas está la recopilación de nuestros datos, siguen siendo muchas las personas que comparten una y otra vez este contenido y desconocen los datos que realmente están cediendo y el uso que se les dará. Por eso desde Comonline creemos que recordar que hay detrás no está de más , incluso la Policía Nacional advertía la pasada semana precisamente sobre la última aplicación de moda de Facebook, ¿A qué famoso te pareces?, lanzando un tuit donde decía: “Quiere recopilar tus datos para venderlos a empresas”

Pero la pregunta es, ¿quién está detrás de estos juegos? y ¿qué precio pagamos por participar en ellos? Vonvon es quién está detrás de este juego, una compañía surcoreana que está especializada en crear aplicaciones virales para redes sociales, en su sitio web afirman que su fin es el entretenimiento y la diversión. Una página web dedicada a realizar juegos y tests, entretenimiento interactivo con contenidos muy virales y atractivos traducidos en 14 idiomas.

Para realizar este tipo de juegos lo primero que te piden es conectarse a tu cuenta de Facebook y poder acceder a tus datos. Esta aplicación obliga al usuario a hacer clic en el botón ‘Conectarse’ para ver el resultado, los datos los puedes editar pero hay ciertas cosas que te pedirán de manera obligatoria si quieres que el juego funcione correctamente. Una vez haces clic en dicho botón es cuando entras a un panel donde te advierten que Vonvon recibirá tus datos de perfil público de Facebook como son nombre, país, foto, edad, además de correo electrónico, gustos, listas de amigos, etc. Aquí es donde empieza la contrapartida que nos pide esta aplicación si queremos que use nuestra foto para decirnos a qué famoso nos parecemos, con un proceso ciertamente chapuza.

Estrategia de Marketing, ¿cuáles son sus beneficios?

Ellos se proclaman como los número uno en entretenimiento y móvil media y resaltan que sus juegos no tienen ningún coste para el usuario. Su fuente de ingresos son los anuncios que aparecen en sus juegos. Pero, ¿qué pasa cuando una empresa de entretenimiento ofrece un servicio a coste cero en Internet para el usuario?, que el coste que pagamos no es en euros, si no en privacidad, son nuestros datos. Puede que esto ya sea obvio para muchas personas, pero todavía hay muchas otras que siguen sin conocer lo que realmente están cediendo a estas empresas cada vez que comparten su contenido o participan en uno de sus juegos.

Nuestro email, nuestros datos de perfil público, lista de amigos, fotos, ‘Me gusta’, nuestra manera de comportarnos en esta red social, el contenido que compartimos, qué temas nos interesan más, todo esto es lo que estamos pagando cada vez que nos registramos en una de estas publicaciones virales de Facebook, datos que este tipo de empresas utilizan para estudiar que le resulta a la gente más atractivo, que tipo de contenido funciona mejor, etc.

Aunque todo esto pueda parecer preocupante, no es ilegal si estas plataformas informan al usuario de los datos que recogen y no vende los datos recopilados a terceros ni los utilizan para ninguna actividad no descrita en sus políticas. Por su parte, en su política de privacidad Vonvon resalta qué datos nuestros recopilan, que pueden hacer con esa información y cómo la compartirán con terceros, explicando lo siguiente: “Podemos utilizar sus datos de usuario para comunicarnos con usted. Nuestras comunicaciones pueden estar relacionadas con nuestros productos y servicios. Por ejemplo, usaremos su dirección de correo electrónico para enviar sus avisos y noticias sobre nuestros productos y servicios. Podemos utilizar información personal para los siguientes propósitos generales”:

  • Identificación.
  • Establecer y mantener nuestra relación con usted.
  • Proveerle de productos y servicios.
  • Responder a sus peticiones.
  • Propósitos de ‘marketing’, incluyendo pero no limitado a proveerle anuncios que respondan a sus intereses e incluirle en la distribución de nuestro boletín de noticias.
  • Proporcionar información a terceros administradores u otros proveedores necesarios para optimizar nuestros servicios y operación de nuestro sitio web.
  • Mantener registros de negocios por período razonables, y generalmente administrar nuestro negocio.
  • Cumplir con los requisitos legales, reglamentarios, de seguros, de seguridad y de procesamiento y las órdenes judiciales o administrativas.
  • Y, de otra manera, con el consentimiento o como permitido o requerido por la ley.

Es cierto que podemos darnos de baja de estos servicios, pero por norma general este proceso suele costar mucho más que el de inscripción. Somos los mismos usuarios los que una y otra vez pasamos y aceptamos los términos y condiciones sin leerlos y sin caer en que lo que estamos cediendo tiene mucho más valor que el dinero. Lo importante para utilizar este tipo de plataformas es entender el entorno digital en el que nos estamos moviendo, entender las condiciones que aceptamos y tener claro hasta dónde queremos llegar.

  • Etiquetas: , , , , ,
  • ¡Cuéntanos!: